Close
Home Leyes Leyes nacionales Declaración de Guayaquil sobre la arqueología preventiva y de emergencia
Declaración de Guayaquil sobre la arqueología preventiva y de emergencia PDF Imprimir E-mail
Escrito por Gaëtan Juillard   
Viernes, 10 de Octubre de 2008 19:04
LA DECLARACIÓN SOBRE LA ARQUEOLOGÍA PREVENTIVA Y DE EMERGENCIA
III CONGRESO ECUATORIANO DE ANTROPOLOGÍA Y ARQUEOLOGÍA
GUAYAQUIL, ECUADOR, 2008-10-10


Sostenemos que el patrimonio cultural es un bien de utilidad social, cuya custodia es responsabilidad ineludible del Estado. En consecuencia, reiteramos que el Estado, mediante el Sistema Nacional de Cultura, debe ejercer la rectoría en la consecución de dicho objetivo, sin que ello excluya la participación activa de todos los sectores y segmentos de la sociedad, dado que el auténtico propietario de este patrimonio  es el Pueblo Ecuatoriano.

El patrimonio cultural tiene un carácter excepcional por lo que no debe ser considerado como mercancía ni ser base de actividad de lucro mercantil.

Es deber del Estado y un imperativo nacional asumir la obligación de preservar, investigar y difundir el conocimiento del Patrimonio Cultural de la Nación.

Considerando que la práctica de la arqueología de contrato ha demostrado ser altamente perjudicial para la integridad y preservación del patrimonio, en la medida en que responde a intereses privados y no colectivos, es urgente que el Estado asuma su plena responsabilidad contenida en la Constitución Política de la Nación.

La Arqueología Preventiva y de Emergencia debe tener como finalidad contribuir a la explicación del proceso histórico constitutivo de la Nación con vistas a la transformación de la sociedad ecuatoriana

En atención a lo anterior, los arqueólogos y arqueólogas  así como antropólogos y antropólogas reunidos en este Congreso, recomendamos enfáticamente:
  1. La creación de una infraestructura pública para llevar adelante un adecuada arqueología preventiva y de emergencia.
  2. La formación de cuadros profesionales pertinentes y los programas académicos necesarios para ello.
  3. El establecimiento de los estándares y procedimientos públicos que abarquen desde la investigación del patrimonio cultural hasta su divulgación.
  4. Definir la normativa que garantice el ciclo completo, desde el registro del patrimonio hasta su divulgación. En este marco es conveniente dar los pasos para establecer lineamientos encaminados a alcanzar protocolos estandarizados para el patrimonio cultural latinoamericano.
  5. Consideramos altamente recomendable que la  práctica arqueológica tome en cuenta e incorpore el punto de vista y los intereses de las comunidades locales, haciéndolas partícipes de todo proyecto encaminado a la preservación y enriquecimiento de la diversidad cultural del país, de acuerdo con el espíritu del artículo 57, numeral 13 de la Constitución.
  6. En la medida de lo posible,  la realización del trabajo de arqueología preventiva deberá llevarse a cabo por especialistas nacionales.
  7. Con el fin de formar estos especialistas proponemos la conveniencia de establecer acuerdos de colaboración con varios países de la región para crear y  luego fortalecer los cuadros de investigación necesarios para garantizar la salvaguarda y valorización del patrimonio nacional.
Dado en Guayaquil, Ecuador, el 10 de octubre de 2008
Última actualización el Miércoles, 12 de Noviembre de 2008 19:30
 

Comentarios  

 
#2 RE: Declaración de Guayaquil sobre la arqueología preventiva y de emergenciaGaëtan Juillard 28-09-2009 03:10
Victor Falcón Huayta ha publicado un largo e interesante balance del III Congreso Ecuatoriano de Anthropología y Arqueología de Guayaquil en el portal Arqueología del Perú. Le invito a leerla como base de debate: www.arqueologiadelperu.com.ar/ .../
Citar
 
 
#1 Arqueología preventivaAlex Castillo Ocaña 12-10-2008 17:11
Concebir la labora de ciertos arqueólogos de contrato como "vendidos" por ciertos intereses de las compañias, muchas veces multinacionales, en torno a la inclusión de una corta pero puntual investigación arqueológica, equivale a enterrar al INPC. Que muchos arqueólogos prefsiopnales no
puedan tener la capacidad negociadora, para que sus trabajos puedan ser publicados o cristalizados en una exhibición permanente de arqueología, debería ser más bien compromiso de la ética de cada uno de los implicados. Espero que el numeral 3 de la declaratoria de Guayaquil, se relaciones con "procedimientos públicos" que busquen cambiar la legislación del patrimonio cultural, para que cuando se autorice una investigación, sea para un EIA o de otra índole, no se la apruebe sino co contiene un compromiso explicito que se proyecte en beneficio de las comunidades involucradas, para lo cual debe existir explicitamente una exigencia por considerar dentro del presupuesto, no solo pago de radiometrías (C14) sino de la divulgación del informe. Tómese el caso del Oleoducto de Crudos Pesados, que hasta la fecha no presenta o se compromete a presentar un informe arqueológico. Podría ser mediante el Colegio de Antropólogos y Linguístas de Quito o del Colegio de Arqueólogos de la Espol, que se presione para eso y muchas otras cosas que estan faltando.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

^  top